lunes, 14 de noviembre de 2011

CUÉNTAME...Ashley Madison.




Ashley Madison es una agencia que va de modernita y chic.

¿Qué hace para creerse eso?
Pues básicamente y previo pago de una cuota, pone en contacto de forma anónima a gente casada o comprometida, que digo yo que valdrán también, con similares para ponerle los cuernos al cónyuge respectivo... Seamos sinceros... mu moderno, mu moderno esto no es, a mi me parece más viejuno y rancio que Rouco Varela y el destape juntos.

¿Habrá algo más clásico que liarse con la mujer de tu amigo o con el marido de tu amiga? Salvo un Madrid-Barsa a mi poco más me viene a la cabeza, la verdad.
En fin...pero ellos van de guays porque parece ser que mola apuntarte en plan "incógnito" y enrrollarte con alguien que casi aseguran, por su condición de casadit@ que no te va a exigir nada más allá del rollete... y así todo queda en casa (de cada uno)

Llamadme idealista pero lo de engañar premeditada, alevosamente y sobretodo por costumbre y/o repetición a la persona que quieres (o eso suponemos, que igual es mucho suponer) me parece cuanto menos mezquino y cuanto más cobarde. Y una pérdida de respeto al contrario insuperable diría yo. Y huele a naftalina.
Me recuerda a mis abuelos y a aquello de casarte para toda la vida y claro, ahí entiende uno los cuernos y todo lo que venga... ¿¿pero hoy en dia?? Flipo.
Hablamos del engaño puro y duro, no de la libertad que se dé particularmente la pareja en cuestión, que cada uno es muy libre de tolerar lo que quiera o le compense. No confundamos.

Y bueno, estábamos con los "vanguardistas-que-han-descubierto-la-pólvora" de Ashley Madison, y hete aquí que llegamos a su publicidad... y confirmamos lo cutres que pueden llegar a ser.
Podían haberse quedado en su propuesta básica, que ya la peña por curiosidad, morbo o porque seguimos siendo más tradicionales que el dia de la Inmaculada, cotillearía y se apuntaría "pa follar o lo que surja"... pero no, hicieron vallas con imágenes y aymadre, ¡qué vallas!, ¡qué eslóganes! ¡qué manera de estrujarse el cerebro! ¡qué antiguos, la virgen!

Empezaron con una propuesta al Sevilla, el club de fútbol, para que llevaran la publi en las camisetas, pero la letra pequeña incluía cláusulas como que si el jugador o el aficionado de turno (aguanta los caballos ¡¡!!) además confesaba haber sido infiel le pagaban un plus, ouyeah! Leed aquí los detalles que no tienen desperdicio.

Lo siguiente fue empapelar la Gran Vía con un mega cartel en el que salían retratados un príncipe, un rey y un ex-presidente de gobierno... que tenían en común haber sido infieles con más o menos descaro.
Bueno, a la vista está que NO son la media española y que sus matrimonios son mucho más que contratos de conveniencia, pero digo yo, qué empeño en comparar nuestras vidas de pareja con estas tristes historias de aguantar un coñazo de relación falsa-más-que-falsa, siendo infelices tanto ellos como sus mujeres de por vida y seguir vendiendo esto como "guay y molón"¿¿¿??? A ver, es patético: soy un pringao que tengo que engañar porque no soy libre... Iuju!!!!

Y seguimos con el tercer intento de tentar al personal a no ser leales. Este es lo más de lo más, ¿preparados? Pues van y cogen sin consentimiento previo, una foto de una modelo de tallas grandes (persona también, aunque a ellos importarles mucho esto, pues no) y la convierten en ese término tan repulsivo como retrógrado: PARIENTA.
Y acompañan la foto con el siguiente pie: ¿te dio miedo tu mujer anoche? (En inglés es más cool, lo admito)
Vamos, vamos, vamos... la pera limonera: de un plumazo, plas, plas, degradan en general a las mujeres casadas y en particular... a las gordas. Sí, vale, salen hasta en las noticias pero hombre, ¿no se puede hacer de otra manera? ¿más inteligente? ¿menos rastrera? y sobre todo MENOS MACHISTA!
Porque ya os habréis dado cuenta del tufillo, por no decir pestazo cavernícola que tiene todo esto...

Si os falta algo para convenceros aquí está la campaña más reciente, parodiando la campaña electoral y en pleno mítin pepero (sí, sí), con todos ustedes: Las chicas de Ashley Madison, o como dice el artículo de FHM (infumable y casposo a más no poder) ¡esto sí que son primas de riesgo y no lo que tiene Italia! (tal cual)
Esto no lo voy a comentar porque me he quedado muda. ¿Pero esta gente no vendía la infidelidad a todos y a todas por igual?
Pues se ve que no, que pareciera que Berlusconi anda detrás de todo esto, por lo "moderno y chic" que lo vería sin duda alguna Il Cavaliere...

Así que si esto es el morbo en el 2011... "Cuéntame" ha llegado a la realidad que vivimos, pero antes, muuuucho antes de tiempo ;)

2 comentarios:

  1. NO creo que nadie sea tan puro como para decir eso. No se quien eres, pero seguro que has sido infiel varias veces a lo largo de tu vida...Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar! No hablo de pureza, es más bien que me parece triste tener pareja y tener que buscar estos servicios como necesidad porque no hay otra ¿? Hay libertad para escoger tener pareja o no, creo o espero que así sea.
    La infidelidad encontrada casualmente ya es cuestión de cada uno y por lo tanto muy personal. Un saludo...

    ResponderEliminar